Últimos Posts

Post más populares

Categorías del blog

Como combatir el frio en tu silla de ruedas durante el invierno

Como combatir el frio en tu silla de ruedas durante el invierno

Posteado en: Ayudas Técnicas
January 10th 2022
46 Vistas
Me gusta

Con la llegada del invierno, época de baja temperatura corporal y de lluvias, las personas usuarias de sillas de ruedas pueden ver afectadas sus salidas a la calle.

Mantener una temperatura corporal estable es una cuestión de bienestar y no debería ser un impedimento a la hora de salir a hacer recados, pasear, ir a trabajar o de excursión para las personas con movilidad reducida.

Si utilizas silla de ruedas y te sientes identificado, en este post te damos a conocer algunos tips y productos para hacer tu invierno un poquito más cálido.

Temperatura corporal y movilidad reducida

La termorregulación es la capacidad que tiene un organismo para modificar y mantener una determinada temperatura interior. Se trata de una función propia del hipotálamo.

Para tal fin, son varios sistemas los que actúan, como el sistema nervioso, el sistema cardiovascular, el sistema inmunitario, el sistema endocrino o el sistema musculoesquelético.

Si la temperatura corporal baja demasiado, el cuerpo produce contracciones involuntarias a modo de temblores con el objetivo de generar movimiento, energía y, por tanto, calor.

En el caso de las personas con movilidad reducida y/o con daños en el hipotálamo, esta función no es realizada de manera óptima. Por lo que tienen más problemas para mantener una temperatura media corporal óptima y más riesgo de sufrir hipotermia.

Consejos para pasar un buen invierno en silla de ruedas

Impedir el frío no es algo sencillo, pero tenemos multitud de opciones, consejos y recomendaciones para daros que mejorarán el bienestar y la salud.

Permanecer sentado durante un largo periodo tiene diversos efectos negativos sobre el cuerpo físico, como la aparición de atrofia, rigidez muscular, etc.

Si a esto le sumamos las consecuencias del aislamiento y del sedentarismo, tendremos una muy mala combinación.

Conseguir una mejor calidad de vida es algo importante para todos y poder desempeñar las labores y rutinas diarias y necesarias es fundamental para mantener una buena salud física y mental.

Favorece la circulación

En primer lugar, aludiendo a la termorregulación mencionada, aconsejamos que antes de salir de casa un día con bajas temperaturas es bueno realizar ejercicios que nos ayuden a activar la circulación.

Mueve brazos y piernas con ayuda de una segunda persona, si es necesario, y realiza masajes en dirección al corazón en todas las extremidades.

Mantén la temperatura de las zonas distales

Es muy importante proteger del frío las manos, los pies, la cabeza y, en definitiva, todas las partes distales del cuerpo.

Se trata de las zonas más alejadas del centro corporal y que antes se enfrían; estas zonas contribuyen en gran medida a bajar la temperatura de todo el cuerpo y, por el contrario, si se mantienen calientes ayudan a avivarla.

Haz uso de manguitos térmicos que prolongan y mantienen la temperatura de las manos. Los escarpines térmicos, por su parte, mantienen los pies calientes, secos y protegidos.

Abrígate más y mejor

Haz el uso de ropa calefactable interior y abrigos gruesos e incluso de mantas para silla de ruedas.

Llevar con nosotros una manta extra por si la temperatura baja o nos demoramos más de lo esperado es una buena práctica que sin duda nos evitará algún que otro resfriado.

Otra opción son las almohadillas térmicas, que aportan calor en cualquier parte del cuerpo y pueden colocarse sobre o bajo las piernas en la silla de ruedas, asegurando una temperatura constante.

Protégete de la lluvia

Los productos confeccionados con tejido impermeable para sillas de ruedas, son la mejor solución en este caso.

Existen multitud de opciones según cada necesidad, las capas impermeables para silla de ruedas cubren todo el cuerpo. ¡Son un producto muy útil si usamos la silla de manera activa!

Otra opción es el saco para la silla de ruedas, un producto que cubre las piernas y pies, manteniéndolos calientes y secos en todo momento.

Las capas termorreguladoras para silla de ruedas, al contrario que los sacos, solo cubren la parte superior del cuerpo.

Los impermeables con gorro, otra opción muy útil que cubre el cuerpo en su totalidad y nos ayuda a prescindir de paraguas, dejando los brazos libres para manejar la silla.

Estos han sido nuestros consejos y recomendaciones para ayudarte a combatir el frío y mantener una óptima temperatura corporal cuando salgas de casa en tu silla de ruedas.

Si quieres ver muchos más productos que seguro te interesan visítanos, ¡te estamos esperando!

Dejar un comentario

Loguearse en los comentarios